Padres e Hijos

Padres e Hijos

Padres e Hijos, la crianza de los hijos es de las cosa más hermosas que nos pueden suceder en nuestra vida.

Pero en esta etapa de nuestra vida podemos sacar lo mejor o lo peor de nuestra personalidad. Desde probar cosas hasta buscar ayudas por medio de talleres y libros para guiarnos en la crianza de nuestros hijos.
Pero al final, todo se enfoca en el tipo de relación que los padres comparten con el niño:

Cuanto mejor sea la relación entre padres e hijos, mejor será la educación, ¿cómo podemos fortalecer la relación de entre padres e hijos?
En bienestar en familia te enseñamos algunas formas de fortalecer las relaciones entre padres e hijos.

¡Los secretos para ganar dinero que no te enseña la escuela!   Para comprar clicar aqui» El autor de Padre rico, Padre pobre, Robert T. Kiyosaki te pondrá en el camino directo al éxito financiero con esta nueva edición revisada y actualizada.

Comprender la relación entre padres e hijos

Una relación de padres e hijos es aquella que nutre la personalidad del niño, en el desarrollo físico, emocional y social del niño, es un vínculo único que entre niños y padres experimentan, disfrutan y nutren la relación.

La relación en el bienestar de la familia hace parte de la personalidad, la elección y el comportamiento en general del niño. Expertos sugieren que la relación saludable entre padres e hijos produce resultados positivos entre el niño y la familia.

Los padres que son amorosos tendrán hijos amorosos la relación con sus hijos y el apego a ellos indicara como serán los niños en el futuro. También veremos en esto como afecta la salud social, física, mental y emocional.

Los niños que crecen con un vínculo amoroso y saludable con sus padres tienen mejores oportunidades de desarrollar relaciones felices con sus entornos sociales y familiares a lo largo de su vida.

•La participación o intervención de los padres saludables en la vida de los niños sienta bases para mejorar habilidades sociales y académicas.

•Un apego de padres e hijos conduce a un desarrollo en la sociedad, emocional, cognitivo, y motivacional saludable para el niño y la familia.

La relación entre padres e hijos debe ser fuerte y flexible, ya que no podemos comportarnos de igual manera con un niño de doce años que como nos comportamos con un niño de tres años.

Relación padres e hijos en diferentes etapas de la vidad
recomiendo el libro, Regreso al Vínculo Familiar: Protege a tus hijos. La relación niño-adulto cuenta hoy más que nunca. Por qué los padres deben importar más que los … Sana Para Un Planeta Sano)

La crianza de sus hijos es un trabajo que lleva tiempo y muchos ventajas y desafíos en la vida de los padres, esos desafíos crecen a medida que crecen los niños, aquí vemos varias etapas en la vida de padres e hijos.

La infancia: la construcción de calidez y seguridad del niño
Los primeros 6 meses de vida el niño, la mayoría de los bebes lloran, comen, duermen, orinan y defecan. Y en respuesta, los padres sostienen, alimentan, eructan, cambian y lavan al bebé, estas interacciones crean expectativas.

Si el bebé tiene hambre se mal humora. Cuando el padre o madre lo alimenta, el niño está satisfecho y está feliz, los padres también se sienten felices de que sus hijos estén satisfechos.

Cuando los padres cumplen con el deber de criar amar y cuidar a sus hijos, se define una relación entre padres e hijos únicos.

Para su primer año de vida, el bebé desarrolla vínculos seguros entre sus padres o cuidador principal.

Una infancia de entrada en la sociedad
Cuando el niño es pequeño, nos debemos enfocar en direccionarlo enseñando guiándolo y nutriéndole. Los padres son los facilitadores de los procesos de socialización del niño sutilmente durante sus primeros años y lo preparan para encajar en un grupo social o la sociedad en general.

Preescolar desarrolla un es tilo de vida
Surgen diferentes estilos de vida, con estilo cada vez más destacado a medida que el niño alcanza la edad preescolar. Sin embargo no podemos usar un estilo particular de modo consiente en las situaciones. Se necesita una combinación de estrategias para la crianza de los hijos. Y la relación padres e hijos se define mejor por estilo de crianza implementado por los padres.

Mas investigaciones muestran que niños:

•Los padres autorizados son seguros, felices, y centrados
•Los padres autoritarios son infelices menos confiados, y temerosos
•Lue los padres muy permisivos carecen de habilidades sociales, son
irresponsables y se regulan poco emocional mente

•Que los padres negligentes poseen más problemas psicológicos y de comportamientos que otras personas

Momento escolar: conocer un mundo más allá del hogar
Cuando el niño está en edad de escuela primaria, hay un cambio del niño entre padres y compañeros, pero esto no cambia la dinámica, con el aumento de las habilidades cognitivas y sociales del niño, él va más allá de lo aprendido en el hogar.

Es el momento donde notamos cambios en la comunicación del niño, donde expresa sus gustos y disgustos, el estilo de crianza de finita si la comunicación padres e hijos será bidireccional o unidireccional.

Los estilos de crianza siguen siendo igual a medida que el niño crece y el estilo de crianza utilizado en la edad preescolar sigue afectando incluso la edad media de la infancia. Los estudios de investigación en los siguientes casos indican que:

• Padres autorizados, los niños crecen con un nivel social competente y buena autoestima
•Padres autoritarios, los niños tienen habilidades sociales muy bajas, autoestima bajas, y tiende hacer muy agresivos
• Crianza permisiva, los niños se vuelven impulsivos, agresivos e irresponsables.

Adolescencia: el niño necesita su espacio personal
Libro que debes leer Los 7 hábitos de los adolescentes altamente efectivos: la guía definitiva para el éxito adolescente

La adolescencia es una fase difícil y vulnerable que provoca cambios físicos y psicológicos en el niño. Los padres deben comprender y reconocer las necesidades y habilidades en los hijos adolescentes dar apoyo y liberta sin tener un control excesivo en los jóvenes.

La crianza de los hijos con amor y aceptación adoptando un enfoque positivo, incluso en momentos difíciles de la vida del adolescente, puede ser la forma positiva de guianza para el adolescente.

Edad mayor – hablando en igual condición

La edad de la adultez es el momento en que las habilidades comienzan a establecerse los padres y los hijos adultos comienzan a relacionarse entre sí, los niños adultos se pueden dividir entre padres y ancianos, puede ser bastante estresante la relación entre los dos, sin embargo la mayoría de los adultos mantiene una buena relación con sus padres y adultos.

Las prioridades y requisitos de cada familia son diferentes una de otra. Ejemplo el vínculo que usted comparte con sus hijos no puede ser el mismo que un amigo comparte con los suyos. Eso significa que tú tienes un vínculo afectivo padre e hijo con tu hijo diferente al vínculo afectivo de tu amigo.

Entonces, ¿cuál es tu vínculo afectivo?Tipo de relación entre padres e hijos

Las relaciones de padres e hijos pueden depender de la crianza que recibieron de sus progenitores, y se puede clasificar en los siguientes términos.

1. Relación segura:

Los niños y adolescentes se sienten seguros con sus padres y cuidadores, y confían en su atención. Se forma una relación confiable y segura cuando los padres y cuidadores responden constante mente a las necesidades de los niños o adolescentes.

Los niños y adolescentes que disfrutan de una buena relación segura con sus padres probablemente serán más independientes y seguros de sí mismos, y tendrán una vida social y laboral con mejores condiciones de vida emocional.

2. Relación para evitar:

Los hijos se sienten inseguros por la falta de interés del cuidado de sus padres y se ven en muchas ocasiones obligados a independizarse y tomar decisiones sin contar con una buena guía confiable de sus progenitores.

Un apego inseguro entre padres e hijos puede desencadenar problemas en el desarrollo de su vida así como comportamientos de gritar, empujar y golpear.

Los hijos que tienen estas relaciones tienden a ser más inestables socialmente, Ej.. Unas de las situaciones que presentan estos jóvenes es: ser agresivos desobedientes impulsivos esto puede ocurrir a medida que ocurre el desarrollo de la personalidad.

3. Relación ambivalente:

Las necesidades del niño a veces se satisfacen y a veces no, los padres responden pero no consistentemente.

Por ejemplo, es probable que el padre da a tención al niño que tiene hambre o llora por algún dolor, pero se tarda en prestar la atención requerida por el niño, en muchas ocasiones estos niños pueden ser pegajosos y tienden hacer demasiado emocionales.

4. Relaciones desorganizadas:

Estas relaciones son en las que los padres descuidan la necesidad del niño y el aprende a no esperar nada de sus padres. En el caso de estos padres es probable puede sufrir condiciones psicológicas. Estos niños pueden ser partícipes de actividades si sentido y su comportamiento es inusual.

Algunos de ellos tienden a tener vocabulario poco claro y se dificulta que otras personas comprendan su discurso.
Entonces, ¿te has relacionado con personas de este tipo? ¿ te has dado cuenta que tipo es mejor?

Para desarrollar un mejor vínculo debemos poder seguir ciertos principios de la paternidad, que veremos en adelante.

Principios De La Relaciones Padres e Hijo
No hay un punto definido cuando se trata de crianzas de los niños. Sin embargo los siguientes los siguientes ponen un precedente cuando se trata de crianza positiva:

1. Establezca algunos objetivos de crianza: si deseas tener un hijo sano y disciplinado o tener una relación sana de padre e hijo, establezca sus objetivos y conozca lo que debe hacer para lograrlo.

2. Traiga confianza y estructura en sus interacciones:
La oportunidad para interactuar con sus hijos, sea un padre amoroso estructure tu interacción estableciendo reglas límites y consecuencias para con sus hijos.

3. Las reglas básicas son obligatorias: Las reglas en tu hogar les dicen a tus hijos como deben comportarse y como no comportarse. Pero las reglas excesivas pueden no ser una buena idea.

Independiente mente de las reglas que impongas a tus hijos, impleméntelas con firmeza para dar forma a la personalidad de sus hijos y al crecimiento en general de ellos.

4 Reconozca y empatice con su hijo: ya sea que se trate de una buena situación o una situación difícil reconozca las buenas acciones y sentimientos de sus hijos, deles seguridad ayudándolos a entender que pueden depender de usted para resolver sus problemas.

5 Adopte un enfoque en la solución de cada problema en la vida de sus hijos: cuando hallan problemas en la vida de sus hijos trate de ayudarlos buscando soluciones en lugar de imponer un castigo. Los castigo hace que el niño se desmoralice y pierda confianza en usted.

6 Pero si busca una solución al problema involucrándolos a ellos podrán aprender junto con usted.

Estos principios pueden ayudar a los padres a un nivel alto. ¿Qué puede pasar con las interacciones cotidianas? ¿Cómo podemos fortalecer nuestro vínculo con las interacciones día a día.

Actividades Que nos Ayudan En La Vinculación entre Padre e Hijo
Formar un vínculo afectivo con sus hijos es la forma más saludable. Y cuando el vínculo está en su lugar el niño tiende a seguir las reglas voluntariamente.

La forma de hacer que el vínculo con sus hijos se fortalezca es tener interacciones positivas en su rutina diaria. Así es como podemos hacer esto:

1 Abrace a sus hijos todos los días: los niños se sentirán más seguros cuando tiene el toque físico reconfortante de sus padres. La experiencia del contacto interpersonal temprano se verá reflejado y está vinculado en una autoestima más alta. La satisfacción con la vida y la vida social del niño de años pasados también es causa del desarrollo físico y psicológico del niño.

Abrase a sus hijos en las mañanas al despertarse o al dormirse y tantas veces como pueda durante el día, toca sus manos mantente conectado visualmente y dales palmaditas en la espalda para demostrarle que estas interesado en el o ellos.

Es posible que siendo mayores no les guste ser abrasados o acariciados delante de compañeros o en reuniones. No los fuerces se sutil hazle saber que mostrar cariño dar afecto o dar abrazos no es malo.

2 Juegue con ellos: conviértase en niño cuando de jugar se trate eso les permite cooperar con usted disfrute de actividades como conseguir juegos de construcción lego o jugar video juegos o un juego de balón.

Reirse es importante!!

3 Reír juntos: la crianza de sus hijos no siempre tiene que ser al serio. Compartir momentos bonitos de alegría y risa a ayuda a mantener buenos recuerdos, y así mantenemos controladas sus ansiedades.

4 Tenga una interacción uno a uno: tome tiempo de su agenda diaria para hablar con ellos sobre sus necesidades y como planear satisfacerlas. Tenga tiempo para padres e hijos todos los días para expresar su amor por ellos. Juagar con ellos y hacer algo juntos.

5 Vive un momento cada día: ver que tus hijos se despiertan hasta que los acuesta ¿cómo vives tus momentos? No te afanes por tus horarios como si fuera una tarea pendiente. Estar presente, disfrutar y vivir esos momentos no puede haber nada mas gratificante para los padres.

6 Enseñe como cepillar su cabello:

si, con pequeños gestos y maniobras ayudamos hacer que ellos aprendan a su cuidado personal y nutrimos el vínculo con nuestros hijos. Por lo general al adolecente y preadolescentes no les gusta estas ayudas, pero si intentas con niños ellos seguramente estarán de acuerdo con lo que tú les enseñas.

7 Guarde sus dispositivos: cuando tengas una interacción con tus hijos ten en cuenta que tu teléfono móvil este apagado o en modo avión, que la televisión este apagada y así mismo otros aparatos que no permitan que la conversación sea el centro de atención. Estas pequeñas cosas hacen que el niño comprenda y ayuda a fortalecer el vínculo entre padres e hijos.

8 Hable y abrace a la hora de acostarse: la hora de acostarse debe ser un momento cálido relajado y no forzado. Debería el momento de seguridad y no de miedo e inseguridad preocupaciones. Escuche y reconozca sus sentimientos para indicarles que estás allí para que resuelva sus problemas.

Cuando tienes estas actividades con tus hijos en tu rutina diaria, seguramente sentaras bases para una relación saludable. Una vez que sientas bases para una relación saludable con tus hijos, puedes fortalecer el vínculo padre e hijo.

¿Cómo Fortalecemos La Relación Padres e Hijos?

Este es un libro que te puede ayudar – La Familia Que Yo Quiero Tener (Español)

Según la Asociación Americana de Psicología, una relación de padres e hijos es indispensable para el buen desarrollo de la salud. Para tener una vida saludable los padres deben ser receptivos, confiables y amoroso. Aquí algunos concejos que te ayudaran a fortalecer la relación y formar mejores niños.

1 Comience desde el principio: las madres forman una relación con el niño desde el útero, mientras que el vínculo padre e hijo comienza en el momento del parto. Los estudios muestran que los padres que estuvieron involucrados con los niños desde el momento del nacimiento más adelante en la vida del niño tendrán un mejor vínculo.

2 Invierta tiempo y esfuerzo: cuanto más tiempo tenga para su hijo más fuerte será el vínculo con él. Los padres están programados genéticamente para mar a sus hijos, pero el tiempo y el esfuerzo deben ser esenciales para mostrarles ese amor. Los niños ya adolecentes reclaman privacidad, mientras que los más pequeños necesitan la intervención o la ayuda de sus padres.

3 Priorice su relación con el niño: sus hijos son su prioridad. así que demuéstreles con acciones: pase todo el tiempo que pueda con ellos en lugar ajustarlo solo en su agenda.

4 Esté disponible para ellos: responda siempre que pueda a las necesidades físicas y emocionales de sus hijos. Es importante estar presente en las necesidades de sus hijos, amar y ver las cosas des de las perspectivas del niño.

5 Empatizar con sus hijos: ayude a que sus hijos afloren sus emociones, sea empático y muestre compasión y deje que ellos aprendan a expresar sus emociones. Esto puede resultar complicado cuando el padre es primerizo. Pero la práctica hace al maestro. Ver las cosas desde el punto de su hijo lo ayudara a entender la razón de su mal humor.

6 Comunicación: la comunicación de padres a hijos debe ser justa, justa y amable. Sea claro a cerca de lo que espera de ellos, y lo que pueden esperar de usted y las reglas de convivencia las consecuencias por no cumplirlas. Dicho esto, no dejes que el niño manipule, como padre debe manejarlo con madures y calma.

7 Participe en sus estudios, amigos y actividades: los padres que tiene una participación en la vida de sus hijos, tiene vínculos afectivos muy fuertes entre padres e hijos. Aprenda lo que está sucediendo en la vida dé ellos, atienda sus académicos y conozca sus amigos.

Es impórtate mantenerse en contacto con sus hijos no perderlos de vista hace más fácil mantener su control, y mantener información de boca de su hijo sobre sus amigos.

Mantenerse en contacto regularmente con sus maestros de escuela es importante para saber más sobre el comportamiento de su hijo.

8 Escuche activamente: escuche mientras hace un trabajo y su hijo le habla con ‘hmm’ u ‘OK’ mientras su hijo hable pare de lo que quiera que esté haciendo y escúchelo, que le está diciendo, bríndele su atención, hágale preguntas no olvide mantener contacto visual mientras les hablas.
9 Haga que el tiempo en familia sea importante coman juntos y
Hablen de su día durante la hora de la cena. Acostúmbrese a ir a salidas
A eventos o reuniones familiares.

10 Confíe en su hijo y sea confiable: la confianza es parte fundamental
de una buena relación, su hijo debe saber confiar en usted y sentirse
seguro. Gana la confianza cumpliendo sus promesas, dándole su lugar
dándole privacidad y espacio, sin embargo no tenga toda su confianza
en su hijo, pero mantenga los cheques en su lugar.

11 Aliente a su hijo: los niños necesitan tu aliento y motivación día
A día para desarrollar su confianza y estima, si solo criticas sus acciones
Todo el tiempo, sentirá que sus acciones u opiniones no son valoradas.

12 Respeta a tus hijos: trata a tus hijos como personas individuales
respeta su personalidad reconoce sus opiniones, si usted en cierta
forma ha sido responsable de la formación de la personalidad del niño.
Respetar sus puntos de vista para ser respetado.

El amor y la atención que le des a tu hijo forman una condición sana y
Posititiva, pero algunos problemas de comportamiento pueden
conducir a una personalidad pobre.

Cinco Problemas Que Podrían Arruinar La Relación Padres e Hijos

La relación que usted como padre establezca con sus hijos durante los primeros años de su vida, será la base de una buena relación durante el resto de la vida padres e hijos.

La personalidad de los hijos será la que usted allá ayudado a construir, eso se reflejara en el vínculo que ahora hay entre padres e hijos.

1. Abuso físico y mental en el niño: algunos padres (general mente alcólicos y adictos) pueden ser abusivos del niño físicamente, mientras que otros lo hacen verbalmente con criticas, gritos u humillaciones repetidamente, lo que puede hacer que el niño adopte comportamientos de resentimiento contra el padre opresor.

Esta conducta abusiva de los padres hacia los niños, podría crear un círculo vicioso, ya que el niño en el futuro podría tomar comportamientos abusivos hacia sus propios hijos, aduciendo que así fue como él fue criado.
2. Falta de respeto: el respeto es muto y debe ser exigido y ganarse, como padres, debe mantenerse al niño físicamente, emocionalmente, social y espiritualmente, si alguna de estas necesidades no están presentes en la vida de padres e hijos, ellos empezaran a faltar al respeto de los padres.

Además debe respetar al niño en la forma que habla y se comporta.

3. Comunicación deficiente: la comunicación la falta de comunicación o comunicación ineficiente o no existente entre el padres e el hijos puede ser frustrante, esto se sucede por que los padres creen que los hijos no lo escuchan, y los niños creen que sus padres no los entienden.

Esta situación de falta de comprensión entre padres e hijos, esta forma de pensar corta posibilidades de comunicación entre los dos actores, lo que resulta frustrante y genera amargura y tristeza.

4. dependencia: algunas relaciones entre padres e hijos resultan codependiente, se espera que el niño cuide a sus padres principalmente cuando el adulto esta discapacitado o tiene alguna enfermedad terminal, entonces, el niño asume la gran responsabilidad de hacer que sus padres estén felices, hasta resuelve problemas familiares y hacer tareas del hogar. También pone antes las necesidades de sus padres que las suyas.

5. Desconfianza: si los niños cometen errores en más de una ocasión o muestran un comportamiento de rebeldía, entonces los padres no pueden tener confianza en ellos, y es cuando los padres quieren restablecer la confianza en su hijo, entonces es cuando los padres deben darle a su hijo más oportunidad de demostrar que son digno de confianza.

Sí, es un hecho, la crianza de sus hijos no resulta fácil, pero, como un adulto con la madures necesaria y la responsabilidad, depende de usted crear un vínculo saludable y amoroso con sus hijos y así llegar al momento que les facilite la vida a ambos. Sin embargo si usted tiene problemas graves con su hijo y siente que ha perdido el control, sepa que hay ayuda disponible. Consulte a un profesional para ayudar a su hijo y a usted mismo.

Si conoces de casos de padres e hijos que quieras comentar, si has tenido una experiencia que quieras contar a otro déjalo como comentario.
Agradecemos todos los comentarios, y no se olviden de compartir con otros que talvez necesitan un concejo.

La familia es parte fundamental en el desarrollo de la sociedad

Deja una respuesta